Autismo

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo, por lo que se manifiesta en la infancia, causando problemas en la interacción social y en la comunicación. Generalmente se asocia con una conducta que incluye intereses restringidos y comportamientos repetitivos.

Dicho trastorno ha aumentado en los últimos años, lo que unido a su carácter crónico y la gravedad hace que precisen un plan de tratamiento  y monitorización, que favorezca el pleno desarrollo del potencial de las personas con Trastorno del Espectro Autistas (TEA) y favorezca su integración social y su calidad de vida.

Prevalencia

Se estima de 1% - 2.6% de la población, tiene autismo (CDC, 2014).

 Más frecuente en niños que en niñas (4-5: 1). 

Se calcula que cerca de 1 de cada 68 niños y niñas ha sido identificado con un TEA de acuerdo a las estimaciones de la “CDC's Autism and Developmental Disabilities Monitoring (ADDM) Network”, en Estados Unidos.   

En México, no existen datos precisos sobre el número de personas que padecen autismo. En 2007, la Sociedad de Autismo de América (Autism Society of America), reportó que en México existían 150 mil personas con este padecimiento y se estima que existen unos 40 mil niños y niñas que viven con este padecimiento, sin embargo, no hay datos oficiales.

¿Cuáles son las causas?

Aunque no existe una causa única conocida del autismo se reconoce que representa una diferencia en el desarrollo cerebral. Los hallazgos anatómicos incluyen irregularidades en el sistema límbico (hipocampo y amígdala) los cuerpos mamilares, la corteza anterior del cíngulo y el tallo cerebral.

Las alteraciones bioquímicas que se han descrito, incluyen incremento de los neurotransmisores, principalmente de la serotonina.

Factores de riesgo.

Hasta ahora se desconocen las causas del autismo, pero se han identificado algunos factores de riesgo que pudieran contribuir.

  - Ambientales. Edad avanzada de los padres, bajo peso al nacer, exposición fetal a valproato, nacimiento antes de la semana 35 de gestación y retardo del crecimiento intrauterino.

 - Genéticos. Se estima que el patrón hereditario es de aproximadamente el 37% y hasta 90% en gemelos idénticos.  En el 15% de los casos se pueden identificar mutaciones genéticas.

Cuadro clínico

Muestra una alteración en del desarrollo que aparece en los primeros años de vida y se acompaña de conductas simples y repetitivas, mostrando aparente poco interés hacia las personas.

Tiene dificultades en la adquisición del lenguaje oral y en la comprensión del mismo, así como problemas en la capacidad simbólica. Las alteraciones persisten a lo largo de la vida, aunque los síntomas pueden evolucionar favorablemente gracias a una intervención temprana adecuada.

Diagnóstico.

Los síntomas típicamente son reconocidos en el 2º año de vida (24 meses), pero pueden notarse síntomas a los 12 meses si el retraso en el desarrollo es severo, o después de los 24 meses si los síntomas son más leves. 

Déficits en la reciprocidad social y emocional; por ejemplo, puede abarcar desde un acercamiento social anormal hasta la incapacidad para mantener la alternancia en una conversación.

Déficits en las conductas de comunicación no verbal que se usan en la comunicación social; por ejemplo, comunicación verbal y no verbal poco integrada; contacto visual y lenguaje corporal anormal, no entienden gestos; carecen de expresiones o gestos faciales.

Déficits en el desarrollo, mantenimiento y entendimiento de las relaciones, de acuerdo a su nivel de desarrollo, por ejemplo, dificultad para mantener un comportamiento apropiado en los diferentes contextos sociales; dificultad para compartir juegos imaginativos o hacer amigos, ausencia de interés en pares. 

 Patrones de comportamiento, intereses o actividades restringidas y repetitivas que se manifiestan al menos en dos de los siguientes puntos:

  1. Movimientos, lenguaje o manipulación de objetos estereotipada o repetitiva (estereotipias motoras simples, ecolalia, manipulación repetitiva de objetos o frases idiosincráticas).
  2. Insistencia en la monotonía, adherencia inflexible con las rutinas, rituales de conducta verbal y no verbal, resistencia al cambio
  3. Híper o hiporeactividad a los estímulos (ejemplo, indiferencia al dolor/calor/frío, respuesta adversa a sonidos o texturas específicas, sentido del olfato o del tacto exacerbado, fascinación visual con luces o movimientos).

 

Pronóstico

El diagnóstico correcto y temprano del autismo es importante por sus implicaciones para el pronóstico, la utilización y la planeación de servicios médicos y educativos, así como la elección de programas de intervención y el consejo genético

 Los síntomas provocan deterioro social, escolar, ocupacional o en otras áreas importantes para el funcionamiento actual. 

Si tienes alguna duda o requieres más información solicita una video-asesoría en nuestra página www.eclinic24.mx en donde uno de nuestros médicos te atenderá.

Bibliografía:

  • Guía Clínica: Trastornos Generalizados del Desarrollo. Hospital Psiquiátrico Infantil “Dr. Juan N. Navarro”. 
  • www.sap.salud.gob.mx/media/210739/autismo_2015
  • Diagnóstico y tratamiento de los trastornos del espectro autista. México. Secretaria de Salud, 2012.

About the Author

Dra. ATZARAY MUÑIZ SÁNCHEZ

Dra. ATZARAY MUÑIZ SÁNCHEZ

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Logoeclinic24 02

Colinas de las Nieves 122 Col. Boulevares, Naucalpan de Juárez Estado de México. C.P. 53140. 

Teléfonos: (01) 55 5596 8724 y (01) 55 2167 1141

 

e-clinic24 - Copyright © 2014 GilaNanomedical | AVISO DE PRIVACIDAD | TÉRMINOS Y CONDICIONES

SSL